reflexiones

CUBIERTAS AJARDINADAS, SENSIBILIDAD AMBIENTAL

Hoy, en Barcelona, estamos sufriendo uno de los días más calurosos del año, tanto por su temperatura, como por su humedad y me hace pensar en cómo construimos las ciudades. Las escasas zonas verdes que hay en los centros urbanos están siendo reemplazadas de manera progresiva por superficies impermeables, provocando  que la temperatura ambiente sea más elevada, afectando a los ecosistemas locales, y no olvidemos que esta impermeabilización de la pavimentación impide la correcta evacuación de las aguas en casos de fuertes lluvias.

Todas las cubiertas de una gran ciudad como Barcelona, donde el sol es tan importante por el clima en el que nos encontramos, son espacios de oportunidad donde poder trabajar esas zonas verdes tan ansiadas y necesitadas por los ciudadanos de Barcelona. Todas esas cubiertas planas sin uso, están ayudando en la actualidad a aumentar la temperatura de la ciudad, pudiendo realmente crear un gran parque continuo elevado. De esta manera se aumentaría el espacio útil vegetal, perdido en las grandes ciudades, pero no solo sería una manera de crear un espacio verde continuo en la ciudad, si no que nos ayudaría a crear  sensibilidad patrimonial, y poder gestionar mejor nuestro patrimonio. Podemos decir que una cubierta ajardinada, nos daría las siguientes ventajas para nuestros edificios y sus habitantes, tanto en entorno urbano como entorno natural:

  • Relación entre Naturaleza y Construcción. Durante muchos años la construcción y la naturaleza han sido dos sistemas totalmente independientes; pero hay que entender, que la arquitectura en sus orígenes era un medio para protegerse de las inclemencias del tiempo y que los primeros detalles constructivos fueron elementos naturales que los hombres de antaño usaban para protegerse del exterior. Volver a ese momento y poder utilizar las nuevas tecnologías constructivas con los elementos naturales para crear las nuevas construcciones que harán las nuevas ciudades del futuro es básico y esencial para ir hacia un mundo más sostenible.

ayuntamiento-chicago-2

  • Reducción del polvo y Sustancias contaminantes. De bien es sabido que las plantas tienen capacidad de absorción dependiendo del tipo que sean. Cuanto más superficie vegetal, menos contaminación en las ciudades tendremos, reduciendo de esta manera el efecto Isla de Calor, porque se reduciría la cantidad de superficies impermeable y la inercia térmica de los materiales expuestos. Los materiales pétreos tienen la capacidad de almacenar calor durante el día para liberarlo durante la noche, elevando de esa manera la temperatura ambiente.  Con cubiertas verdes, que absorben el agua, ayudarían a enfriar la atmósfera con la evaporación conforme va aumentando la temperatura. Estas cubiertas/zonas verdes sirven de aislamiento para las construcciones que las albergan ya que proporcionan humedad al suelo y la vegetación absorbe la mayoría de la energía recibida del sol.
  • Aprovechamiento del agua de lluvia. Una cubierta ajardinada se concibe como un filtro que el agua de lluvia debe pasar antes de llegar al suelo. Estas cubiertas tienen la capacidad de absorber el agua e ir soltándola poco a poco si no la necesitan, de esta manera se evitarían grandes riadas e inundaciones en la ciudad de hoy en día con el suelo completamente impermeable. Cuando hace mucho calor, el agua almacenada en la tierra se evapora disminuyendo la temperatura local. Esta manera de gestionar el agua de lluvia hace que estas cubiertas ajardinadas no tengan mucho coste de mantenimiento, siempre teniendo en cuenta el tipo de vegetación que alberga.
  • Aumento de la vida útil de la cubierta. La radiación directa del sol deteriora la protección que se coloca como aislamiento para la entrada de agua. La radiación ultravioleta hace que el proceso de envejecimiento de estos elementos se acelere. La colocación de una cubierta verde encima de estos elementos los protege, creando una capa que hace que estos materiales aumentan su vida útil.
  • Mejora la eficiencia energética. La masa de tierra y vegetación que se coloca hacen que la cubierta pase a ser un elemento aislante de gran capacidad, contribuyendo de esta manera a reducir la demanda energética en el interior de las edificaciones.  Este tipo de construcción hace que la variación térmica en el interior sea menor, teniendo que utilizar menos tanto la calefacción como la refrigeración en el interior, por lo que el ahorro económico anual puede llegar hasta un 60%.
  • Mejora del aislamiento acústico. De la misma manera que en el apartado anterior, la masa vegetal y la vegetación, al ser elementos porosos, hacen que la tengan una absorción del ruido elevada, disminuyendo de esa manera el sonido aéreo, que disminuirá más o menos según el tipo de vegetación que se coloque. Pero tampoco podemos olvidar la amortiguación que estas cubiertas tienen del sonido de impacto.
  • Integración en el paisaje. Dentro del entorno rural, este tipo de cubiertas, trabajando con vegetación autóctona integran la edificación en el entorno natural. Dentro del entorno urbano, estas cubiertas mejoran la calidad ambiental del lugar y  se incrementa el espacio útil de las mismas.

monterey-resort

  • Coste de construcción. Es difícil encontrar argumentos positivos para las cubiertas desnudas. La reducción de los costes de construcción de las cubiertas tradicionales, en comparación con una cubierta verde, son argumentos débiles teniendo en cuenta que es sólo un cálculo a corto plazo. A largo plazo los costes de mantenimiento y reparación de las tradicionales son mucho más altos que los de una cubierta ajardinada.

 

Todas estas características deberíamos tenerlas en cuenta los técnicos a la hora de realizar nuestros proyectos de nueva construcción y rehabilitación, aumentando nuestra sensibilidad patrimonial sobre los trabajos que se nos encargan. Estas cubiertas además, pueden traer actividades ya olvidadas para los urbanitas, con la creación de huertos urbanos que aumentarían la calidad alimenticia de las personas.

En la actualidad las cubiertas verdes son un componente importante en el desarrollo de las denominadas “Smart city”, porque aportan ventajas económicas y ecológicas al entorno urbano y sus habitantes, aumentando su esperanza de vida y la de sus edificios.

ayuntamiento-chicago-1

1 comment for “CUBIERTAS AJARDINADAS, SENSIBILIDAD AMBIENTAL

  1. Mireya
    agosto 27, 2014 at 11:33 am

    Muy interesante y cada vez más necesario. Buen artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *