reflexiones

DETERIORO DEL PAISAJE RURAL

Como cada miércoles, me dispongo a coger el AVE para ir de Barcelona a Zaragoza por motivos laborales. Este miércoles, más despierto que de costumbre me subo dispuesto a disfrutar del viaje y del paisaje que atravesamos. Durante el trayecto de 1 hora y 23 minutos  no dejan de llegarme imágenes de una zona rural abandonada, descuidada, y me hace reflexionar sobre el deterioro que se está produciendo en ese paisaje rural.

¿Puede convivir el continuo desarrollo urbano, infraestructuras, telecomunicaciones…. Sin degradar y abandonar el paisaje rural, paisaje que no olvidemos son nuestros orígenes?

Cada día vemos como las grandes ciudades están más cerca, mientras que el entorno rural de las mismas está cada día más lejano. Estas grandes infraestructuras están pasando de tener un paisaje cuidado, natural y cultivado, con sus construcciones originales realizadas con materiales de la zona, a tener un paisaje degradado, con construcciones derruidas, sin mantenimiento, campos de cultivo abandonados, con el riesgo que ello conlleva. Nos recuerda a películas futuristas como Wall-e, que nos pintan un mundo maravilloso fuera de la tierra, en contrapunto a la degradación que ha sufrido la tierra por no haberla cuidado.

Tenemos un patrimonio rico, tanto natural como construido, dentro del paisaje rural, por lo que debemos plantearnos  como mantenerlo, cuidarlo, mimarlo… ¿Se puede hacer que este patrimonio, ya existente, pueda albergar nuevos usos de los que hasta ahora tenían?  ¿Podemos hacer que esas construcciones que se integraban perfectamente en el paisaje puedan ser disfrutadas de otra manera de como hasta ahora se han estado disfrutando?

Imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *