reflexiones

LOS RECUERDOS DE UN JARDÍN URBANO. El HIGH LINE de New York.

Sensibilidad Patrimonial  es disfrutar de los elementos del pasado, buscando nuevos usos para darles una nueva vida. Trabajando en un proyecto que nos han encargado sobre este tema, me viene una sonrisa a la boca cuando recuerdo las sensaciones que tuve cuando puse un pie en el High Line de New York.

Para poneros un poco en antecedentes, la  High Line de New York es una vía ferroviaria en el Meatpacking District, construida para eliminar la peligrosidad que representaba el transporte de mercancías en las calles de Manhattan. Un lugar que, al quedarse en desuso, fue una gran oportunidad para crear un nuevo espacio para los ciudadanos.

Llegas por unas calles industriales, muy americanas, cuando de repente, se observa un jardín colgante que te invita a subir a los 6 metros de altura en el que se encuentra. Del estrés del tráfico, de la ciudad gris y triste, asciendes a una belleza melancólica, un espacio que no esconde sus orígenes y donde la naturaleza recupera una pieza vital de la infraestructura urbana. La colonización de nuevas especies entre los restos industriales ferroviarios, hacen que tu cuerpo se relaje, y te dejen disfrutar de una ciudad que transcurre muy rápido.

Un espacio abandonado que se convierte en un eje verde  principal en la ciudad, y ha conseguido que cambie desde la arquitectura carismática de este distrito de Manhattan hasta la manera de vivir el barrio.

Cuando paseé por sus vías me vinieron muchos recuerdos de un lugar que yo nunca había vivido, que nunca había escuchado, que nunca había olido… Y me pasé horas andando, horas pensando y horas recordando. Momentos que te gustaría vivir con personas especiales, cogidos de la mano y sonriendo.

Para un arquitecto es una satisfacción ver que sus proyectos han sido entendidos, e incluso sorprende como la gente hace suyas las locuras que muchas veces se te pasan por la cabeza. Reutilizar los espacios es algo necesario para las ciudades, los recuerdos y sus ciudadanos.

Sin lugar a dudas, el High line de New York, es un gran ejemplo  de cambio estratégico, de reutilización, de nuevos usos, de nuevas posibilidades futuras, y en nuestro caso, lo consideramos un gran ejemplo de Sensibilidad Patrimonial. ¿Cómo lo ves tú?

http://www.youtube.com/watch?v=KtudolWnRE0#t=30

2 comments for “LOS RECUERDOS DE UN JARDÍN URBANO. El HIGH LINE de New York.

  1. enero 23, 2014 at 8:22 am

    Exactly what Taking place now i am interested in this valuable, I stumbled onto i find It again positively important and contains assisted myself through lots. I am hoping to play a role & enable several other people love its helped me. Fantastic task.

    • 2gvarquitectura
      enero 24, 2014 at 4:52 pm

      Thank you for your kindly comment!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *